Home
Juan Daniel Fullaondo sobre su edificio de viviendas la Manzanera en Calpe:
Y más promociones turísticas, como siempre, a vueltas con lo mismo, por lo menos ofrecíamos tipologías, soluciones distintas. Llega un momento que uno no sabe bien que hacer, como un maletilla que se lanza al ruedo y termina dando pases a un monosabio. O lo que sea. Los Curros Romeros son otra cosa. La verdad es que hemos toreado todo género de reses, más o menos bravas.
Cambios, alteraciones. Verdaderamente que, en Levante, los arquitectos vivimos en contínuo sobresalto. Lo mejor que nos puede ocurrir es que nos acerquemos a una suerte de balneario. El margen de maniobra es tan estrecho.
Es curioso que alguien tan sumamente reflexivo, (auto)crítico y teórico, fuera capaz de detectar que la arquitectura banal que ha colmatado nuestras costas no llevaba a ningún sitio, es más, ni siquiera era arquitectura, pero sin embargo se olvidara de reflexionar, aun en la consciencia de su inutilidad, como afectaban esas arquitecturas turísticas y huecas a nuestro territorio, a nuestros recursos y a nuestra cultura; cual era su necesidad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s