Home

Taller | Investigación | Querer y Poder proyectar en la Ciudad 2015 – 2016

Proyección frustrada.

El pasado 11 de septiembre presentamos dentro del European Urban Network for Connecting Cities 2015 los resultados del Taller/Investigación Querer y poder proyectar en la ciudad 2014-2015 desarrollado a lo largo de este último año en Medialab-Prado Madrid.

En el transcurso del taller hemos investigado qué significa proyectar en una pantalla digital urbana, cuales son los intereses de los ciudadanos cuando el contenido no es meramente publicitario y qué posibilidades hay de que las proyecciones sean abiertas y gratuitas.

El taller, después de considerar varias opciones, se concretó en realizar una proyección a medida de los usuarios, como un cine al aire libre, aprovechando de la tradición madrileña de los cines de verano. Decidida la propuesta, la investigación se centró en averiguar que películas, dentro de la lista seleccionada, se pueden proyectar en un espacio público y que restricciones limitan la elección de una respeto a otra. Con estas premisas se elaboró una lista que reflejaba los diversos motivos por los que de un modo u otro resultaban inadecuadas para su proyección en una plaza pública. Se ofreció un pase en forma de proyección frustrada, donde los espectadores no pudieron ver sino los motivos por los que la emisión no estaba permitida.

Además de las motivaciones éticas (contenidos violentos y/o sexualmente explícitos) hemos investigado que significa y cuánto cuesta, en el caso de una proyección no comercial, proyectar una película bajo el amparo de una entidad de gestión de derechos, a lo que  hemos concluido que pagando y con el cobro de una entrada, a pesar de las restricciones, en el espacio público se puede proyectar casi cualquier contenido.

La cuestión se complica, sin embargo, cuando dicha proyección se efectúa sin ánimo de lucro, sin cobro de entrada y con acceso libre y para todos los públicos.

Tras este año de investigación es interesante observar como el espacio público hoy se encuentra invadido por la publicidad, pero regulado de manera altamente protegida para otros usos, restringiendo cada vez más su acceso a los ciudadanos, a través de normativas de seguridad y convivencia. Al contrario, esta protección es casi inexistente en el espacio doméstico, dónde es suficiente encender el televisor para tener acceso a todo tipo de programas y publicidad con contenidos explícitos que, bajo el lema del entretenimiento, dejan pasar cualquier tipo de mensaje.

En el siguiente dossier se recopila todo el proceso de trabajo elaborado dentro de la propuesta, así como toda la información y referencias con las que se ha trabajado:

Leer Dossier querer y poder

El vídeo, lejos de poder ser proyectado a la resolución original, tuvo que ser adaptado a la resolución disponible en la pantalla digital, que por características técnicas no supera los 176×144 píxeles de definición. El día de la proyección se instó a los asistentes a ver el vídeo a través de su teléfono móvil para apreciar las diferencias de resolución entre la pantalla de su smartphone y la pantalla urbana, y poder leer correctamente el texto del comienzo de la proyección. El siguiente vídeo es a resolución completa.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s