Home

Conferencia | Bienal de Arquitectura de Venezia | SEPT 2016

Vacío y ciudad.

Rulfo me dijo: “Para escribir hay que usar la punta del lápiz que tiene goma”.
En el arte de escribir, suprimir palabras es tanto o más importante que encontrarlas. Hay que saber suprimir las que sobran”. (Eduardo Galeano).

La ciudad compleja en sus múltiples definiciones, es siempre Civitas: Cives, como complejo de actividades humanas y Urbs como escenario físico de esta acción. En la teoría y práctica arquitectónica, se suele olvidar la primera parte, para entender solo lo urbano, lo construido, como específico de la disciplina. Pero construir ciudad, no es solo edificar, ni siquiera desde la visión estricta de la disciplina. Hacer ciudad implica generar los espacios donde pueda suceder la vida. Crear lugares para usos y actividades definidas, con requerimientos espaciales y técnicos específicos, pero también preservar vacíos, que no se resuelvan desde la predefinición del proyecto, sino como el lugar donde cualquier cosa puede surgir; lugares que acogen la incertidumbre y el devenir, que desde la humildad de la intervención mínima garanticen la oportunidad más amplia de uso.
El entorno se constituye tanto por lo construido como por cada renuncia, cada vacío respetado, por lo que se ha decidido no hacer, por lo que se ha eliminado. Acciones todas ellas de alteración, transcendentes y necesarias.

Esos lugares donde no hay nada, donde todo es posible, son fundamentales piezas de la ciudad, por lo que debe ser desde la disciplina, desde el conocimiento técnico y multidisciplinar, desde donde se garantice y se impulse su existencia y creación. El urbanismo de hoy ha de encargarse de la protección y consolidación de los espacios no intervenidos, vacíos, de los silencios, del horizonte, porque hoy, más que nunca, lo que no ha sido definido, asignado, equipado, consumido, está en riesgo de perder su condición y dejar de ser un valor para el entorno.
La disciplina arquitectónica no es una definición fija, no es acumular material de manera ordenada o a la moda. No es autorreferencial, es trazar potencialidades difusas, es un desdibujar, es decidir lo que no será, es un pensar de vacíos, un enfrentarse a la nada, un desocupar, es permitir que todo pueda pasar.

La propuesta del pabellón español para la  15. Mostra Internazionale di Architettura – La Biennale di Venezia

Diapositiva 1

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s